Usted está aquí

Antonio Lucas

Fotografía:
Carlos García Pozo
Antonio Lucas

Bio-bibliografía

Antonio Lucas (Madrid, 1975) escribe desde 1996 en diario El Mundo y es colaborador de RNE y de la Cadena Ser. Como poeta tiene publicados varios títulos: ‘Antes del mundo’ (1996), accésit del Premio Adonáis; ‘Lucernario’ (1999), por el que recibió el premio Ojo Crítico de Poesía 2000; ‘Las máscaras’ (2004); ‘Los mundos contrarios’ (2009), Premio Internacional Ciudad de Melilla; ‘Los desengaños’ (Visor), Premio Loewe; y ‘Los desnudos’, Premio Internacional de Poesía Generación del 27. También tiene publicado un volumen de su poesía reunida, ‘Fuera de sitio. 1995-2015’. Es autor de varios libros sobre arte: ‘Soledad Lorenzo, una vida en el arte’ (2014), ‘Manolo Valdés: esculturas’ (2012), así como una selección de perfiles literarios de algunas creadoras y creadores esenciales de la cultura de los siglos XIX y XX reunidos bajo el título de ‘Vidas de santos’ (Círculo de Tiza, 2015). ‘Buena mar’ (Alfaguara, 2021) es su primera novela. Y en 2023 ha publicado un ensayo experiencial sobre la poesía como forma de vida en el volumen colectivo 'Perder la gracia' (Alfaguara, 2023).

Actividad o actividades en las que participa

Jueves, 25 Abril, 2024 - 20:00
Jueves, 25 Abril, 2024 - 20:00

Poemas

PARA VIVIR VALE CON POCO

Ahora lo sé: para vivir vale con poco y nunca es suficiente. Renuncia a las promesas, al poema donde todo se oculta, a las calles donde no tropiezas con nadie. Evita la tentación de volcar con palabras un azul cualquiera en el azul del agua. Tampoco basta con cuatro sueños seguidos para entender lo que soñar esconde. Ni para decir a cierta hora "mírame" y ser mirado. Verás que con la edad importan los zapatos. Es lo único que importa. Y poner las manos encima de su sombra y sentir su abrazo. Y querer volver a donde has estado para verte de nuevo. No entiendo la vida, pero sé cuánto ocupan los deseos que no se tramitaron. Los deseos que se dicen en voz alta y parecen cualquier cosa. Y cómo vuelven siempre golpeando como de otros mundos. Aprende a callar junto a ellos. Recuerda que sólo es posible ser feliz impunemente. Con protesta y enviudando un poco. A cierta edad ya sabes cómo suena un árbol que termina de dar frío, incluso a punto de arder. Hazme caso. Rechaza lo que impida el paso de la música. Y a quienes no se atrevan a decir lo que han amado por si alguien les deslía el corazón y sólo hay precipicio. Importa más un grito pronunciado que tantos juramentos. Importa más la sola crucería de dos nubes que un tumulto de ciudades. Se trata, al fin, de esquivar la niebla. De cambiar sin miedo de postura. De saber vivir al descubierto, como hacen las hogueras.

ANTONIO LUCAS Madrid, enero de 2024