Usted está aquí

Iria Fariñas

Fotografía:
Mara Saiz
Iria Fariñas

Bio-bibliografía

Iria Fariñas (1996) escribe, da talleres, coordina la actividad del espacio cultural Aracataca y estudia Filosofía en la UNED.

Ha publicado varios poemarios y dos libros de relatos, siendo los últimos títulos “quién extrajo el hueso” (Premio Incendiario de Poesía 2022, ed. L’ecume) y “Ruido de cicatriz” (InLimbo, 2022). Ganó el Premio de Literatura Breve Vila de Mislata 2023 con la plaquette “Formas de quedarse en el borde”. Finalista de premios como el de microrrelato IASA en 2019, el Valparaíso, el Marpoética, el Loewe y el Irreconciliables en 2022, así como varias veces en concursos de poemas de Zenda y finalista de este año del Premio Energheia de relato de la revista Quimera.

Aparece en diversas antologías, revistas y fanzines, como Caracol nocturno, Zéjel, Digo Palabra Txt, Casapaís, La gran belleza, Poesía 90 y 52 semanas, entre otros.

Actualmente está moviendo la performance “gota espejo bisagra”, ganadora del concurso de proyectos escénicos Alacant a escena, junto a la bailarina Zula Ros y la videógrafa Sol Spinelli; y trabajando en la performance “Cunda la rabia”, en colaboración de residencia de creación con Mundos Flotantes. En junio de 2024 publicará “La nieve brota en cautiverio” con la editorial Valparaíso.

Actividad o actividades en las que participa

Lunes, 22 Abril, 2024 - 13:00

Poemas

segunda equivalencia de la autopsia

Iria Fariñas

 

yo quería un campo de fresas

en la boca y tú

metiste ambas manos y dijiste

es aún mejor         son zarzamoras

y con una sonrisa

(que no se parecía en nada a las sonrisas de líneas paralelas de las películas)

insististe y hundiste

tus brazos hasta los codos

 

podía notar las gotas

de tu sangre

regando mis pulmones

se mezclaban con el jugo

explotado de las fresas

disfrazadas de zarzamoras

 

ahora tienes la sangre dulce

le dije y me respondió

(con ese guiño en los ojos que anuncia que alguien está a punto de llorar)

es aún mejor         es ácida

 

era fácil saber

qué ocurría tras tus ojos

color prado-en-un-día-de-bochorno

durante el sexo

mirabas a los míos todo el tiempo

muy fijamente

y reconocía la búsqueda

y aquello me ponía

nerviosa y me hacía desviar

mi atención hacia la mano

con la que aferraba tu muslo

 

todo con tal de que no me preguntaras

dónde

dónde está

dónde está la tormenta prometida

qué sucede tras tus ojos

color tierra-de-bosque-en-otoño

 

era tan fácil adivinar

siluetas tras tus nubes de tarde escocesa

que supe que comprendías

pero sobre todo supe que me perdonabas

(como se perdona en las romcom navideñas o se limpia el asfalto con agua a presión)

 

entonces te reclinabas sobre mí

presionabas mi torso con el tuyo

con el peso exacto

para que respirar fuese difícil

pero no imposible

y me besabas y escuchabas

entre las zarzas

que quisieron ser fresas

 

yo pensaba             es un sueño

y respondías es aún mejor

es una pregunta