Jorge Villalobos

Bio-bibliografía

Jorge Villalobos (Marbella, 1995), graduado en Derecho y Study of English Law (Málaga), cursa el Máster de Asesoría Jurídica de Empresa por la Universidad de Málaga y el Máster de Data Science y Business Analytics por la Universidad de Nebrija-IMF School. Como escritor es Premio Cero de Poesía (2013), publicando "Mi voz, que te reclama" (2014). En 2015 Premio UMA y en 2017 Premio UCOpoética. "La ceniza de tu nombre" (Valparaíso Ed., 2017) fue Premio de la Crítica de Andalucía Ópera Prima 2018. "El desgarro" (Hiperión, 2018) fue Premio de Poesía Hiperión 2018. En 2020 publicó No es nada personal (Diputación de Málaga) y Para morir los dos basta con que uno muera (Valparaíso Ediciones). Aparece en antologías como Una nueva melancolía (Ed. En Huida, 2015), La grieta (Bandaàparte Ed., 2017), 5 poetas. La poesía malagueña más joven (Fundación Málaga, 2018), Internautas en la red (Ed. Arroyo de la manía, 2018), Piel fina. Poesía joven española (Ed. Maremagnum, 2019) y codirigido la antología Algo se ha movido (Esdrújula Ed., 2018). Como investigador ha publicado el ensayo “¿Nacerá un robot Cervantes? EL robot inteligente como sujeto de Derecho, perspectiva Transhumanismo-Queer” en la revista Caldecac (Universidad Valle de Puebla, México), creador e impulsor del marco Transhumanismo-Queer dentro de la Filosofía del Derecho. Ha sido traducido al francés, inglés, portugués, italiano y árabe.

 

Poemas

PAUSA

 

En este día solo necesitas

la inútil perfección de lo sencillo:

un macetero de barro barato

para la hierbabuena y la caléndula.

La infusión reposada ante un paisaje.

El olor de un puchero mientras hierve.

La limpieza y el orden como Ítaca

que anhelas alcanzar, pero no hoy.

Esa canción o libro aún pendientes.

En este día olvídate de urgencias:

la heroicidad de las pequeñas cosas,

la heroicidad de hacer ningún recado

son la razón de estar despierto hoy.

Madrugar con el único propósito

de esa taza, ese olor, esos quehaceres,

y ver pasar el día y no hacer nada.

(Inédito)

SUNBATHING

 

Bajo un sudor de luz, nos resplandece

más la luz de unos gestos cariñosos,

mientras tomamos sol en esta playa.

Y resplandece, más tierna y graciosa,

la dormida sorpresa tras la siesta

de tu mano posada en mi barriga.

Irritado y en roja quemazón,

una zona de piel sí queda intacta

gracias a tu piel misma, malherida

mártir de amor tu mano protectora,

que cada vez que quieres que la agarre

para andar a tu lado ya me salva,

hoy lo ha vuelto a hacer, sacrificándose.

Y entre risas y fotos con el móvil

te hace gracia que vea el bronceado

como dulce y fatídica metáfora

del amor, porque sé que bien querrías

protegerme de toda quemadura 

y no solo de piel, sacrificando

todo lo que tenemos, si es preciso, 

por mantener igual de intacto todo:

tú y yo, la tarde, nuestra juventud,

la piel de la alegría sana y salva.

(Inédito)