Usted está aquí

María Ángeles Pérez López

Fotografía:
Rolando Kattan
Mª Ángeles Pérez López

Bio-bibliografía

María Ángeles Pérez López (Valladolid, 1967). Poeta y profesora titular de la Universidad de Salamanca, donde coordina la Cátedra Chile y trabaja sobre poesía contemporánea en español.

Antologías de su obra han sido editadas en Caracas, Ciudad de México, Quito, Nueva York, Monterrey, Bogotá, Lima y Buenos Aires. También, de modo bilingüe, en Italia y Portugal. Su libro Carnalidad del frío ha sido editado bilingüe en Brasil y Estados Unidos. La edición de Nueva York Poetry Press (Carnality of Cold) ha recibido Mención de honor en International Latino Book Awards 2023.

Incendio mineral (Vaso Roto, 2021) recibió el Premio Nacional de la Crítica de poesía castellana. Libro mediterráneo de los muertos (Pre-textos, 2023) resultó ganador del Premio Margarita Hierro, que otorga la Fundación José Hierro. Forma parte de la Asociación «Genialogías», volcada en reconocer el legado de las poetas.

Es miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, honoraria de la Academia Nicaragüense, hija adoptiva de Fontiveros y miembro de la Academia de Juglares de Fontiveros, el pueblo natal de San Juan de la Cruz.

Ha participado en festivales de poesía de Europa y América y ha sido jurado de numerosos premios literarios en España y varios países americanos, siendo los más destacados el Premio Cervantes y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Actividad o actividades en las que participa

Viernes, 19 Abril, 2024 - 19:30

Poemas

[En el aire, la piedra]

En el aire, la piedra ya no duele.
Cuando rueda, recorre con violencia
la edad que se camina hasta ser bronce
y transforma en herida cada lasca.

Limadura, fracción con que el lenguaje
despedaza la piedra en sus dos sílabas
como vocablo hendido y estilete
que afila la humildad de la derrota
para ofrecer la dádiva del miedo,
la floración solar del sacrificio.

Piedra cuchillo, caracola de aire
que encierra los sonidos de la tribu
en el tambor solemne de la guerra,
en la angustia y pezuña de animal,
en la desesperada turbación
con la que Gaza sangra por sus cifras.

Sin embargo, la piedra se resiste.
No está dispuesta a ser domesticada.
Hay en su corazón un alto pájaro.
Hay en ella arrecifes, elefantes,
caminos y escaleras, soliloquios,
las circunvoluciones, el destino,
el álgebra, la luz de las estrellas,
el abrazo de Abel y de Caín.

Hay en su corazón un alto pájaro.
Cuando vuela en el aire, ya no duele.

(Fiebre y compasión de los metales, Vaso Roto, 2016)