Raúl Alonso

Bio-bibliografía

Raúl Alonso (Córdoba, 1975), es un poeta español conocido también por sus estudios sobre Filosofía de las Religiones. En el ámbito académico ha publicado artículos de Filosofía, Estética y Antropología en revistas universitarias y publicaciones especializadas de España y Argentina. Ocasionalmente ejerce la crítica literaria en revistas y suplementos de actualidad cultural. Es autor de la edición crítica bilingüe del Libre dels tres reys d'orient (Editorial Cántico, 2011), y de las ediciones actualizadas del Libro del amigo y del amado, de Ramon Llull (Editorial Cántico, 2011); de la novela Zanoni, de Edward Bulwer-Lytton (Editorial Cántico, 2012); y de la adaptación al castellano actual de las obras de Santa Teresa de Jesús Libro de su vida (Editorial Cántico, 2010) y Camino de perfección (Editorial Cántico, 2011), así como del Tratado de la oración y meditación de San Pedro de Alcántara, este último en colaboración con Rafael Antúnez (Editorial Cántico, 2010). Como poeta es autor de los libros La plaga (Follas Novas, 2000), Libro de las catástrofes (DVD Ediciones, 2002), El amor de Bodhisattva (Hiperión, 2004), Temporal de lo eterno (La Bella Varsovia, 2014) y Lo que nunca te dije (Editorial Cántico, 2018). Entre sus galardones cabe destacar el Premio de poesia Rosalía de Castro, el Premio Ciudad de Córdoba-Ricardo Molina y el Premio de Poesía Radio 3 de RNE.

Poemas

Tiempo de sí

El atleta saltó por los tejados

y cruzó todo el barrio. Yo lo oí.

Daba saltos de gato negro

tras su naturaleza blanca.

Comenzó en el mercado portuario,

eso dice la gente.

Pero nunca es verdad.

Su sombra es una voz en off

que a todos les susurra

cosas que ellos esconden.

Él se encuentra muy viejo,

con los miembros a punto de partirse

por tantos saltos dados.

Doble orilla

La vida es una orilla

pero no existe sola.

Nunca la vida es sólo una.

Cada vida son dos, una en la otra.

Orillas que se tienden frente a frente

.

Tienen rumor distinto que al

unirse

son un mismo rumor.

No se tocan del todo. Se contemplan

.

Algunas veces funden su oleaje

en instante de amor o de universo

.

Porque una vida es dos.

Las dos vidas reales. Verdaderas.

Una no está en la otra. La otra sí.